Ecuador Avanza Hacia la Ganadería Climáticamente Inteligente

FAO Ecuador

FECHA: 2017-09-01

Quito, 10 de marzo de 2018.- Los avances en la investigación científica demuestran cambios en el clima a un ritmo impresionante. Estos cambios están afectando no solo a los ecosistemas, sino también a los sistemas humanos y productivos como la ganadería. Según la FAO, el cambio climático afecta directamente a la ganadería, a través del aumento de la temperatura, cambios en la cantidad de lluvia y patrones de precipitación. Los impactos indirectos se evidencian en la reducción de rendimientos, calidad del forraje, posibles aumentos en las enfermedades del ganado y mayor competencia por recursos.

Durante la Conferencia sobre Agricultura, Seguridad Alimentaria y Cambio Climático, que tuvo lugar en La Haya en 2010; la FAO presentó y definió la Agricultura Climáticamente Inteligente como una alternativa para diseñar e implementar estrategias que garanticen la seguridad alimentaria sostenible bajo el marco del cambio climático. Así nace la Ganadería Climáticamente Inteligente (GCI), como un enfoque que se sustenta en los tres pilares del desarrollo sostenible: social-político, económico y ambiental. Este enfoque permite identificar buenas prácticas ganaderas para lograr: (i) incrementar la productividad e ingresos económicos sostenibles del sector ganadero; (ii) promover la resiliencia al cambio climático; y (iii) reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, e incrementar o mantener el stock de carbono en los suelos.

La ganadería en Ecuador se constituye en una importante fuente de empleo e ingresos. Según datos del Banco Central del Ecuador, la contribución nacional del sector agropecuario al Producto Interno Bruto (PIB) para el 2015 fue del 8,3 %; y la contribución específica del sector pecuario para el mismo año corresponde a 1,5 % del PIB. La ganadería en Ecuador también se caracteriza por sistemas productivos de tipo extensivo y de baja productividad, que se concentran en pequeños y medianos productores. Esta actividad posee una relación indirecta entre la productividad y las emisiones CO2eq por unidad de leche o carne, identificándola como una fuente importante de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Según el Ministerio del Ambiente del Ecuador (MAE), en su Primer Informe Bienal de Actualización a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático publicado en 2016; el 44,32 % y el 2,63 % del Sector Agricultura, corresponden a emisiones de GEI por fermentación entérica y manejo de estiércol, respectivamente. Conscientes de la importancia del sector ganadero en el país y la problemática climática mundial, el Ministerio del Ambiente del Ecuador (MAE), el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (MAGAP), con el apoyo técnico de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el financiamiento del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF), están implementando el proyecto: Ganadería Climáticamente Inteligente, Integrando la Reversión de la Degradación de Tierras y Reducción del Riesgo de Desertificación en Provincias Vulnerables.

El proyecto plantea una innovadora manera de gestionar esta actividad de manera responsable y plantea cumplir un objetivo ambiental global para reducir la degradación de la tierra y mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero en el sector ganadero; y un objetivo de desarrollo para incrementar y mejorar la provisión de bienes y servicios de la producción ganadera de forma sostenible. En un informe de la FAO se establece que la ganadería es la principal fuente de ingresos para 200 millones de familias de pequeños productores en Asia, Africa, y América Latina. Cerca del 70 % de las áreas de pastoreo de América Latina y el Caribe están degradadas o en proceso de degradación.

El Proyecto cuenta con cuatro componentes para su implementación, los cuales se detallan a continuación:

  • Componente 1. Fortalecimiento de las capacidades institucionales para incorporar el enfoque de GCI.
  • Componente 2. Transferencia, difusión e implementación de tecnologías para el manejo ganadero climáticamente inteligente (MGCI).
  • Componente 3. Monitoreo de las emisiones de GEI y de la capacidad adaptativa.
  • Componente 4. Monitoreo, evaluación y gestión del conocimiento.

La zona de intervención geográfica del proyecto incluye siete provincias del Ecuador Continental: Guayas, Santa Elena, Manabí, Imbabura, Loja, Napo y Morona Santiago. Estas provincias fueron determinadas bajo la revisión previa de algunos factores existentes como: zonas degradadas; donde se practica la ganadería bovina; y donde existen asociaciones o comunas de productores con interés en participar del proyecto; así como zonas con presencia institucional que promuevan asistencia técnica, transferencia de tecnología y/o el fortalecimiento de capacidades.