Comunicaciones

Ganadería Climáticamente Inteligente
El fomento de políticas públicas agropecuarias apunta al crecimiento de los sistemas productivos de Loja
El fomento de políticas públicas agropecuarias apunta al crecimiento de los sistemas productivos de Loja

El proceso de construcción participativa interinstitucional de este documento, que representa un resumen del modelo implementado en campo con los productores/as en función de sus realidades locales, fue aprobado en sesión ordinaria del Consejo de Gobierno Provincial de Loja el 4 de mayo de 2018.

El documento, entregado el miércoles 4 de diciembre del presente año, contiene información técnica ganadera de la provincia como: Línea base de vulnerabilidad frente al cambio climático y emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) del sector ganadero; y Zonificación de uso de pastos, en función de las características de suelo, clima, potencial socio-económico y acceso a mercados.

Esta información técnica permitirá incorporar el abordaje de cambio climático en las actividades agropecuarias de la provincia, promover el uso de tecnologías agropecuarias climáticamente inteligentes que contribuyan a mejorar la productividad de los agroecosistemas, y promover tecnologías para la lucha contra la degradación y desertificación de los suelos.

El evento contó con la presencia de autoridades del Ministerio de Agricultura y Ganadería, Ministerio del Ambiente, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, y GAD local, instancias involucradas en el Proyecto Ganadería Climáticamente Inteligente dentro de la provincia de Loja.

Ganadería en Ecuador

La ganadería en Ecuador representa un sector de importancia social y económica, esto se demuestra en las estadísticas nacionales: 3.8 millones hectáreas sembradas de pasto cultivado, 4.1 millones de cabezas de ganado bovino y 18.07 % del PIB-Agropecuario. Los resultados preliminares en el país confirman la necesidad de implementar acciones que mejoren la eficiencia productiva y ambiental de las fincas, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero, entre otras acciones a través de la mejora de la nutrición animal.

Además, el sector Agricultura está identificado como el tercer generador de emisiones de GEI (cerca del 18% del total), siendo las actividades ligadas a la ganadería las que contribuyen con cerca del 46% sectorial. Sin embargo, el sector es un componente clave para la seguridad y soberanía alimentaria; por lo cual la producción sostenible se convierte en un importante desafío hacia la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en materia de cambio climático.

Conscientes de esta problemática, el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y el Ministerio del Ambiente (MAE), con el apoyo técnico de FAO y el financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, desarrollaron la iniciativa “Ganadería Climáticamente Inteligente”. Este enfoque propone un abordaje más integrador y participativo, donde interrelaciona las políticas públicas, la seguridad alimentaria, el desarrollo económico y el cambio climático.