Comunicaciones

Ganadería Climáticamente Inteligente
La ganadería como motor de desarrollo en Imbabura
La ganadería como motor de desarrollo en Imbabura

A través del Evento de incentivos y mecanismos financieros para el fortalecimiento del enfoque GCI, se mostraron los logros alcanzados mediante iniciativas que apuntan a fomentar las finanzas populares y el emprendimiento local, y así contribuir al desarrollo ganadero en base a su propia problemática relacionada con factores sociales, económicos, productivos y ambientales.

Cabe recalcar que, en el país, la eficiencia de los sistemas productivos ganaderos obedece en gran parte a la incorporación de tecnología a través de buenas prácticas ganaderas, las cuales requieren de inversión por parte del productor.

Es por ello que FAO reconoce la importancia de la generación de mecanismos financieros e incentivos para una Ganadería Climáticamente Inteligente (GCI) como instrumentos de desarrollo y fomento de sistemas productivos eficientes que toman en consideración tres ejes: productividad (mejora de ingresos de los productores), mitigación (reducción de emisiones de gases de efecto invernadero) y adaptación (mejoramiento de la capacidad adaptativa) al cambio climático.

En este sentido, mediante la creación de Cajas Comunales (Entidades Financieras del sector de la Economía Popular y Solidaria), como un mecanismo financiero innovador para la sostenibilidad y fortalecimiento del enfoque GCI, se han recaudado $20.000 USD en aportes para ahorro y crédito, de los cuales, más de $11.000 USD han sido entregados a través de microcréditos. Productores/as ganaderos vinculados al proyecto en las provincias de Imbabura, Napo, Morona Santiago, Loja y Manabí ya cuentan con Cajas Comunales. Estos fondos financian la aplicación de buenas prácticas ganaderas a nivel de finca.

Como otra iniciativa de sostenibilidad, se han formado Centros de Servicios Agropecuarios (CSA), siendo esto, un conjunto de emprendimientos que promueven la aplicación de buenas prácticas ganaderas, lo que permite generar un empoderamiento local del enfoque GCI ofreciendo soluciones integrales al sector agropecuario de su zona. Hasta la fecha, 182 productores/as ganaderos se han vinculado a esta iniciativa en Guayas, Santa Elena, y Morona Santiago.

Bajo esta misma línea, el enfoque GCI busca fortalecer la cadena de comercialización, para lo cual se propuso generar nuevos modelos de negocios bajo un modelo de negocio ganar – ganar. Con el reconocimiento de nichos de mercado vinculados a las zonas de intervención del proyecto en Imbabura, se identificó el potencial mercado de la comercialización de productos derivados de la leche. Bajo el acuerdo de cooperación con el Colegio Saminay ´El Legado´ en Otavalo, se dotó de equipos para la planta de procesamiento de leche que dispone la institución educativa, con la cual, se busca articular la producción de productores/as ganaderos del sector que implementan buenas prácticas ganaderas. Este modelo de negocios, permite generar relaciones comerciales estables para ambas partes (productor – mercado).    

Más de 100 productores/as de las comunidades aledañas se verán beneficiados por esta iniciativa, bajo un modelo de negocio ganar-ganar.